PNV, PSE y PP se han mostrado en el Parlamento contrarios a establecer un salario mínimo de 1.200 euros.

Hoy en el Parlamento de Gasteiz y a iniciativa de EH Bildu, se ha debatido una propuesta de EH Bildu para establecer el salario mínimo en 1.200 euros en la CAV. Más concretamente, esta propuesta planteaba:

– Que en la CAV es necesario un salario mínimo de 1.200 euros.

– Presentar a los agentes sociales la necesidad de un Acuerdo Interprofesional para conseguir ese objetivo.

– Instar al Gobierno Vasco a ser proactivo de cara a conseguir una Acuerdo Interprofesional que establezca el salario mínimo en 1.200 euros.

– Interpelar a las instituciones públicas a adoptar medidas para establecer el salario mínimo de 1.200 euros en la contratación pública.

Para hacer frente a los recortes, bloqueos y todos los taques que hemos sufrido los últimos años, es necesario que desde las instituciones y el poder político se pongan en marcha políticas en nuestro beneficio y adoptar medidas concretas, y en esa medida valoramos la propuesta que EH Bildu ha llevado al Parlamento. LAB ha pedido repetidas veces un salario mínimo de 1.200 euros y también ha llevado esa reivindicación al parlamento, para hacer frente a la precariedad que sufrimos trabajadoras y trabajadores.

PNV, PSE y PP han votado en contra, dando la espalda, una vez más, a los y las trabajadoras, la mayoría de este país, y han decidido alinearse con la patronal y defender sus intereses.

El PNV, nuevamente, ha sumado sus votos a los partidos que impusieron las dos últimos reformas laborales para poder seguir aplicando políticas neoliberales. Como siempre, el PNV de la mano de la patronal y sus políticas económicas.

Además de dar la espalda a trabajadoras y trabajadores, también han dado la espalda a conseguir un Marco Vasco de Relaciones Laborales y Protección Social, ya que establece aquí el salario mínimo es una medida muy importante de cara a crear un marco propio.

El PNV ayer, en Juntas Generales de Gipuzkoa y en respuesta a una petición de LAB, reivindicó junto con EH Bildu un Marco Vasco de Relaciones Laborales y Protección Social y hoy en el Parlamento, se muestra contrario a establecer un salario mínimo propio que formara ese marco propio. Más allá de declaraciones formales, no tiene ninguna voluntad para poner freno a la precariedad y dar pasos en la construcción de un Marco Vasco de Relaciones Laborales y Protección Social.

LAB se reafirma en la necesidad de establecer un salario mínimo de 1.200 euros para hacer frente a la situación totalmente precaria que sufrimos los y las trabajadoras.