El año 2021 va a ser muy importante para los trabajadores y trabajadoras eventuales que han estado trabajando durante largos años en las administraciones de la CAV. Nadie duda de que el uso de la temporalidad en las administraciones de la CAV ha sido fraudulento, como dejaron claro las sentencias europeas. La legislación existente en el Estado español no sirve en absoluto para resolver esta situación insostenible que tenemos en las administraciones vascas; permite la dejadez de las autoridades, dando facilidades para debilitar y privatizar el sector público.

En LAB consideramos que estamos en una situación de excepcionalidad y que hay que poner en marcha medidas excepcionales para respetar los derechos de esos miles de trabajadores y trabajadoras que están en una situación no estable: años sin convocatoria, tasas de temporalidad inaceptables, colectivos cercanos a  la jubilación y feminizados, plazas comprometidas incluso superadas las convocatorias… Creemos que la solución más eficaz es iniciar procesos de consolidación de empleo, y para ello hemos pedido la aprobación de leyes propias, tanto ante el Gobierno Vasco como en el Parlamento Vasco. Sabemos que el cambio legal que pueda haber en Madrid puede condicionar la situación en la CAV, pero tenemos claro cuál es el campo de juego que va a condicionar nuestro futuro.

Ese campo de juego no está en los juzgados. Según nuestra lectura, la conversión automática de los trabajadores en fijos como consecuencia de la contratación abusiva va en contra de las normas vigentes. Hacer convocatorias públicas directamente según las leyes que tenemos hoy en día, puede suponer despedir a miles de trabajadores y trabajadoras, sin indemnización. Nosotras esto no lo queremos, pensamos que hay que reconocer el derecho de estabilidad a las y los trabajadores que han estado sacando adelante los servicios públicos durante años. Necesitamos medidas excepcionales pero no podemos quedarnos a la espera de lo que negocien en Madrid el Gobierno español y los sindicatos CCOO, UGT y CSIF. Tampoco creemos que el campo de juego esté en Madrid.

Tenemos claro que tendremos que luchar la estabilidad administración por administración. Los planteamientos que se están haciendo en la legislación estatal están siendo absolutamente insuficientes para resolver la situación que tenemos en las administraciones vascas. Nuestro objetivo será garantizar el derecho de estabilidad de todo y todas las trabajadoras que han estado en  fraude. Desde Madrid percibimos que eso no va a ser así, así que nos tenemos que preparar para luchar en nuestro ámbito de negociación.

Creemos que el campo de juego está en la  interpelación a las autoridades vascas y en la lucha sindical en cada administración. Para ello contamos con propuestas, tanto para el desarrollo de un marco propio de consolidación de empleo como para el ejercicio efectivo del derecho de estabilidad, propuestas a trabajar por ámbitos, por administraciones, a través de la negociación colectiva. La pandemia también ha dejado más claro lo que siempre hemos reivindicado: se necesitan todos esos puestos públicos y muchos más en la CAV.

Es indispensable fortalecer la lucha sindical para el mantenimiento de los puestos de trabajo, poner en marcha dinámicas de huelga y movilización en base a propuestas claras y concretas. La solución está en las administraciones vascas y cualquiera que quiera hacer esa lucha tendrá como compañero de viaje a LAB.