Comunicado del comité de empresa de PCB, al hilo de la comparecencia de hoy:

Con fecha de 7 de Enero, la dirección comunicó y filtró de forma interesada la lista de los y las trabajadoras que pretende despedir en las plantas de Barakaldo y Sestao de ITP AERO CASTING. La dirección entiende que esta crisis coyuntural provocada por el COVID-19, debe correr a cargo de 90 compañeros y compañeras que durante años han dado lo mejor de sí mismos para que la empresa esté bien situada en el sector aeronáutico.

Y es que si uno repasa la lista se encuentra con situaciones verdaderamente dramáticas:

parejas que trabajan en estas mismas plantas, destrozando así todo un núcleo familiar; hermanos; trabajadores con más de 40 y 50 años con familia; personas que llevan trabajando más de 10, 15 y hasta 20 años; personal con reducción por causas familiares, en su mayoría mujeres; compañeros que recientemente han sido aitas…etc. Y todo esto con la menor de las compensaciones económicas y sociales, tal y como marca la reforma laboral. Un auténtico atentado ejecutado por la dirección de Casting para que el grupo ITP pueda seguir llenándose los bolsillos a costa de nuestra propia vida. Un escenario que se puede evitar con herramientas de flexibilidad, compromiso del grupo y responsabilidad institucional.

Es por ello que la plantilla ha dado inicio a una huelga indefinida. Estamos cargados de motivos para luchar en todos los frentes y salir de esta situación manteniendo todos los puestos de trabajo. Sabemos que detrás de este atropello está el proceso de venta del grupo ITP que ROLLS ROYCE pretende hacer efectivo en la primavera de este mismo año. En este sentido la plantilla de ITP AERO CASTING lo tiene claro: NO VAMOS A PERMITIR QUE NUESTROS Y NUESTRAS COMPAÑERAS SEAN MONEDA DE CAMBIO PARA MATERIALIZAR LA VENTA DEL GRUPO. Por ello, instamos a la Dirección a retirar este despido colectivo y afrontar un periodo de negociación con responsabilidad. Es posible regular este espacio de tiempo, mientras recupera el sector, sin que ningún trabajador sea despedido y con garantías económicas para las plantas de Barakaldo y Sestao. Así lo hemos constatado durante el proceso de negociación del ERE.

A su vez, entendiendo que este es un sector estratégico el cual ha recibido ayudas públicas, instamos tanto a la Diputación Foral de Bizkaia como al Gobierno Vasco a mediar en este conflicto y habilitar todos los mecanismos posibles para mantener todos los puestos de trabajo. Es el momento de pasar de las palabras a los hechos y apostar por acabar con escenarios de paro y pobreza.

Por último, queremos denunciar las malas artes y presiones que está utilizando la dirección a través de mandos superiores con el objetivo de amedrentar a los y las trabajadoras. Un mensaje claro a todos ellos: NOS VAIS A TENER ENFRENTE. En este sentido el Comité de Empresa quiere anunciar que está trabajando en un calendario de movilizaciones ambicioso que irá haciendo público durante los próximos días.