Hoy, 4 de septiembre, se han retomado las reuniones del convenio del metal de Gipuzkoa. La de hoy no podemos definirla como una reunión de negociación, ya que Adegi ha vuelto a amenazar y a poner límites en la negociación.

Adegi ha vuelto a establecer vetos y se niega a negociar temas tan sustanciales e importantes como la reducción de la jornada laboral, los complementos por bajas médicas, contrato de relevo, poner límites a la eventualidad, mejorar la contratación de las y los jóvenes, etc. Es más, Adegi no comparte que la reducción de la jornada como medida para repartir el trabajo sea una manera de proteger el empleo. En un tema tan importante como la igualdad efectiva entre hombre y mujeres, ha echado balones fuera diciendo que la igualdad no es un problema del metal, sino que es un problema social más general.

Adegi en la reunión de hoy se ha limitado a hacer una propuesta de vigencia excesiva de 4 años (2020-2023), una subida salarial insuficiente del IPC para cada año, en tablas y reales, y meras adaptaciones de las licencias a la ley. Adegi ha afirmado que en materia salarial es su última oferta, primera y última, que en los demás aspectos no hay mucho margen de negociación y que solo aceptará un acuerdo “equlibrado”.

Nos preocupa el futuro de la negociación del convenio, ya que vetar temas fundamentales recogidos en todas las plataformas sindicales y poner máximos no es el camino para construir un acuerdo. Adecuar el convenio a la ley no es negociar, es aplicar la ley.

LAB reflexionará junto con su militancia la evolución de la negociación e invitamos al resto de sindicatos a no entrar en el juego de chantaje de la patronal y defender conjuntamente las reivindicaciones sindicales.

La próxima reunión será el 16 de septiembre.