Tras las dos jornadas de huelga de la semana pasada, las y los trabajadores del metal de Bizkaia han realizado la tercera y última jornada de huelga convocada para estos días. La manifestación ha tenido lugar esta vez en Bilbo, tras partir de la sede de la patronal FVEM, y ha congregado una multitud para reivindicar un convenio digno para el sector.

Las y los piquetes han estado presentes en las empresas desde primera hora de la mañana y la Ertzaintza ha vuelto a mostrar una actitud agresiva, en este caso en el parque tecnológico de Zamudio. En concreto, se han producido identificaciones, cargas y una detención por la movilización de las y los trabajadores en defensa de sus derechos.

La coordinadora general de LAB, Garbiñe Aranburu, se reunió el lunes con el lehendakari Iñigo Urkullu al que pidió que deje de ser lehendakari de la patronal y que se ponga del lado de la clase trabajadora. Pues bien, la Ertzaintza ha vuelto hoy a defender los intereses de la patronal en detrimento de unas reivindicaciones laborales legítimas.