Hemos llevado a cabo una nueva jornada de huelga en las residencias de mayores de Gipuzkoa en defensa de un convenio digno para el sector. Los sindicatos hemos realizado una manifestación conjunta, partiendo desde la Diputación de Gipuzkoa, con una reivindicación clara: dignificar las condiciones laborales de las y los trabajadores para prestar un servicio digno.

Es sabido que la gestión de las residencias de mayores está en manos de empresas privadas y, en consecuencia, estas empresas se lucran con el dinero de todas y todos los guipuzcoanos, cuando además la atención que reciben los residentes no es la adecuada. La situación que están viviendo las y los trabajadores en las residencias de mayores es insostenible, están sufriendo una gran carga de trabajo, ritmos enormes y mucho estrés. Al fin y al cabo, están enfermando por ir a trabajar. Consideramos que es hora de cambiar esta realidad.

Mientras se está dando esta situación en las residencias, la Diputación Foral de Gipuzkoa, responsable del sector, sigue mirando hacia otro lado. ¿Hasta cuándo los residentes y las y los trabajadores deben sufrir esta injusticia?

Desde el sindicato LAB tenemos claro que es hora de publificar el sector, así como de adaptar los ratios a la realidad existente. Hay que cambiar radicalmente el sistema actual.

Asimismo, a día de hoy, queremos trasladar toda nuestra solidaridad a las trabajadores de hogar, ya que el 30 de marzo es también un día para dar a conocer su realidad.