La negación del derecho a la negociación colectiva de las trabajadoras de colectividades en su ámbito está dando lugar a una estatalización y deterioro de sus condiciones de trabajo. 

LAB utilizará todos los medios posibles para defender el derecho del personal de colectividades a negociar aquí sus condiciones laborales y esta vez, ha llevado el asunto a los tribunales. En cualquier caso, tenemos muy claro que este debate es más político que jurídico. Las últimas reformas laborales han supuesto una clara apuesta por la estatalización de la negociación colectiva. Esta medida premia a la patronal y distorsiona la representación sindical, y ahí está la clave de esta situación. Está en juego nuestro derecho a negociar y cada día que estas trabajadoras se ven obstaculizadas en su ejercicio, están retrocediendo en sus condiciones laborales, se divide el colectivo y cada vez son más las trabajadoras que están sujetas a convenios estatales.

El sindicato LAB ha registrado en varias ocasiones la solicitud de constitución de la mesa negociadora del primer convenio de colectividades de la CAPV ante el Consejo de Relaciones Laborales, como procede jurídicamente, que afectaría a unas 2.800 trabajadoras. El último intento lo hemos hecho en septiembre. Sin embargo, la patronal vasca de hostelería y la de colectividades de ámbito estatal, se han negado a iniciar la negociación, por lo que entendemos vulnerado el derecho a la negociación colectiva del sindicato LAB y de las trabajadoras que integran el colectivo de colectividades. Esto es lo que desde el sindicato LAB hemos denunciado en el juzgado a través de la demanda que ya hemos registrado.

La patronal dice que no se puede iniciar un convenio a nivel vasco porque lo prohíbe el ámbito estatal. Entendemos, sin embargo, que con el respaldo jurídico del Acuerdo Interprofesional y del Acuerdo Marco de Hostelería que tenemos en la CAPV, legalmente no nos puede regular lo contrario un convenio de ámbito estatal. Dicho de otro modo: no aceptamos las prohibiciones de los convenios estatales. Nosotras tenemos todo el derecho a negociar libremente en nuestro ámbito. Y así lo defenderemos también en el ámbito de las colectividades, primando jurídicamente los acuerdos multilaterales aquí alcanzados.

En consecuencia, el objeto de la demanda es claro: reconocer el derecho a abrir una negociación a nivel vasco en las colectividades y declarar que la oposición a la constitución de la mesa de la patronal ha vulnerado el derecho a la libertad sindical del sindicato LAB y de las trabajadoras de las colectividades, en concreto el de la negociación colectiva; obligando a la patronal a constituir la mesa negociadora.

Pero llevar el tema a los tribunales también tiene una razón de fondo: reconocer el derecho a la negociación colectiva de aquí, sin injerencias, esto es, el reconocimiento del Marco Vasco de Relaciones Laborales. Dotar de validez jurídica al Acuerdo Interprofesional firmado en 2017 por los cuatro sindicatos con Confebask, primando los convenios colectivos de nuestro ámbito.

Por eso, al tiempo que decimos que hoy hemos interpuesto una demanda judicial, adelantamos que antes del juicio estaremos con diferentes partidos y agentes. Porque, como decimos, junto con el derecho a la negociación de estas trabajadoras concretas, está en juego el derecho a la negociación de nuestro ámbito. Porque con las competencias actuales debería ser posible regular las condiciones laborales de aquí. En consecuencia, esta postura negacionista de las patronales sería denunciable. Y si no es posible que regulemos nuestras condiciones de trabajo nosotras mismas, tendremos que explorar juntas el camino para hacerlo posible.

Hemen lan egin, hemen erabaki!