LAB exige al consejero Jon Darpón que dé explicaciones públicas de los incentivos a las direcciones de Osakidetza en el Parlamento e insiste en dos reivindicaciones: que no se paguen incentivos al personal directivo, y la eliminación de todos los cargos de libre elección, verdadera puerta en la administración pública vasca al enchufismo y al partidismo.

La semana pasada, el Consejo de Administración de Osakidetza decidió dejar de pagar los incentivos que directivos de Osakidetza venían cobrando y poner en marcha una nuevo sistema de retribuciones para estos cargos. Dichos incentivos se pusieron en marcha con la anterior administración del PSE y supusieron que más de 150 cargos directivos cobraran, además del sueldo, unos incentivos anuales por valor de más de 900.000 euros. Uno de los objetivos a lograr para su cobro era la reducción del gasto en contratación.

En su momento denunciamos este robo en todo regla. Mientras a las y los trabajadores se nos recortan salarios y derechos y se recorta la sanidad pública vasca, parece sí haber dinero para el pago de “incentivos”. Hace unos meses denunciamos la misma situación, al recibir informaciones que señalaban que este año se seguían cobrando estos incentivos.

Ahora nos anuncian que se van a dejar de pagar estos incentivos y que se pondrá en marcha un nuevo sistema de pago. Pero la información no es suficiente y le exigimos al Consejero que aclare la situación y que responda a lo siguiente: cuánto dinero se ha pagado por estos conceptos durante el tiempo de gobierno del PNV y cuánto pasarán a cobrar con el nuevo sistema que se va a aplicar. Mientras no aclaren estos términos, estamos en el terreno de la propaganda.

 

LAB SAREAN
{module[111]}