Este mes de enero hemos dado inicio a una campaña contra la privatización en Osakidetza. Bajo el lema “La privatización enferma Osakidetza”, hasta el mes de marzo denunciaremos tres de las caras de esta privatización: las concertaciones con la sanidad privada; el uso de subcontratas; y las horas extra denominadas “peonadas” o “auto-concertaciones”.

Durante este mes hemos puesto el foco en los conciertos con hospitales privados con una idea muy simple: los y las usuarias de Osakidetza queremos ser atendidas en centros de Osakidetza. Queremos que el dinero que se paga a los hospitales privados por sus servicios sean invertidos en la propia Osakidetza y que aquí se nos ofrezca una atención de calidad. ¿No es más lógico invertir en nuevos escáner, ecógrafos o resonancias para Osakidetza que dar ese dinero a los hospitales privados? Osakidetza ha gastado en el año 2013 250 millones de euros en la sanidad privada; si tenemos en cuenta que el nuevo ambulatorio de Mungia ha costado 2,8 millones de euros, con el dinero gastado en la privada se podrían construir 10 ambulatorios de ese tamaño al año.

Para denunciar esta situación vamos a concentrarnos este jueves, 29 de enero, en Bilbo, Tolosa y Gasteiz, y bajo el lema “Quiero ser atendido en Osakidetza, ni un euro más a la sanidad privada” invitaremos a los usuarios derivados a estos centros a que presenten reclamaciones en Osakidetza. Las citas son:

• Bilbo: Hospital Cruz Roja (urkijo, 65), 11.30 h
• Gasteiz: Clínica Quirón (frente a Artium), 10.30 h.
• Tolosa: ambulatorio, 12 h.