Hemos llevado la denuncia de la siniestralidad laboral a Ikaztegieta, el viernes, y a Gasteiz, el jueves, escenarios de las dos últimas muertes en el trabajo. En nombre de la mayoría sindical vasca, hemos denunciado que la precariedad mata y hemos exigido una vez más a las instituciones que dejen de mirar hacia otro lado.

Son ya tres las muertes laborales desde que comenzara el año, dos de ellas por caídas desde altura.

Gasteiz.