Ayer tuvimos conocimiento de una nueva muerte en el trabajo. El lunes, J.E.U., trabajador de 23 años de Amezketa, sufrió un grave accidente al caer desde una altura en la cooperativa Hertell de Ikaztegieta, y falleció ayer. Se trata de un trabajador de esta misma empresa. Desde LAB queremos mostrar nuestra solidaridad con las familias, compañeros y compañeras y personas allegadas del trabajador.

Estamos ante el tercer trabajador que muere al caer desde altura en el plazo de un mes. El 18 de diciembre, un trabajador de 45 años falleció de esta forma en Zumaia y el 10 de enero, J.V.S.F., de 47 años, falleció en el barrio gasteiztarra de Olarizu. Con el trabajador fallecido ayer, son al menos 3 las muertes laborales que ha habido en Euskal Herria en lo que va de año, cuando apenas han pasado 12 días desde su inicio.

Asimismo, ayer también se registró otro accidente en El Busto, en Nafarroa, en el que dos trabajadores se precipitaron desde una plataforma. Sufrieron diversas lesiones de las que esperamos una pronta recuperación.

Ante esta situación, ¿alguien puede creer que ha sido casualidad? Exigimos a las administraciones medidas inmediatas, mayor control y políticas concretas para hacer frente a los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

Es necesaria una respuesta institucional contundente y exigimos un plan específico para los trabajos en altura, con medidas adecuadas y políticas preventivas reales, tanto para la construcción como para trabajos de rehabilitación y mantenimiento de naves industriales y pabellones. Los datos son muy duros y detrás de cada cifra se encuentran nombres, familias y amistades. Hablamos de trabajadoras y trabajadores que no vuelven a casa del trabajo.

Por último, hacemos un llamamiento a participar en las movilizaciones que se puedan convocar en las próximas horas reivindicando la defensa de la seguridad y salud de los y las trabajadoras.