Las y los jardineros de Arrasate cumplieron ayer 10 días de huelga en lucha por dignificar sus derechos laborales. Desde LAB, estamos haciendo todo lo posible para cerrar un acuerdo con la empresa Prezero, pero ésta no muestra ninguna voluntad para ello.

Nos reunimos ayer con representantes del Gobierno del ayuntamiento de Arrasate (PNV-PSE) para exigir que hagan labores de mediación para alcanzar un acuerdo. Se trata de un servicio subcontratado por el propio ayuntamiento, por lo que la responsabilidad política recae en él.

A dia de hoy, la plantilla tiene como convenio de aplicacion el convenio estatal de jardinería. Las condiciones laborales que recoge este convenio no garantiza poder vivir en Arrasate de forma digna. Estos últimos meses, comenzamos un proceso de negociación con el  ayuntamiento y la empresa por la mejora de los pliegos para la adjudicacion del servicio, pero la empresa no ha mostrado ningún interés en llegar a un acuerso con las y los trabajadores. Por ello, seguiremos en lucha por unas condiciones laborales dignas.