En la sesión plenaria del Parlamento de hoy en Gasteiz, el PNV y el PSOE ha desvirtuado lo que, al parecer, era el único instrumento legal del Gobierno Vasco para acabar con el abuso de la contratación eventual en la Administración Pública.

Hoy se ha dado una rotunda negativa a la entrada en vigor de medidas extraordinarias a esta situación excepcional provocada por la dejadez deliberada de la Administración. Se ha rechazado la puesta en marcha de un proceso excepcional de consolidación mediante concurso de méritos extraordinario para empleados y empleadas públicas que tienen acreditado el acceso a la Administración o para el personal laboral indefinido no fijo por sentencia.

También se rechaza el empleo de pruebas no eliminatorias de la fase de oposición para aquellas empleadas y empleados públicos que, sin haber superado un proceso anterior de acceso o sin sentencia alguna, estén sufriendo el abuso de la contratación temporal por llevar prestando servicios durante más de tres años en los correspondientes grupos de clasificación.

Las medidas excepcionales denegadas se recogían en las enmiendas presentadas por EH Bildu como consecuencia, entre otras, de la puesta en común, por parte de esta sección sindical con los partidos con representación parlamentaria PNV, EH Bildu, PSOE y Elkarrekin-Podemos, de una iniciativa legislativa para posibilitar procedimientos especiales de consolidación excepcional.

El tiempo se está agotando y el Gobierno Vasco continúa sin moverse, con propuestas que son papel mojado, esperando a lo que venga de Madrid, sin dar salida a esta situación endémica de abuso que ha construido su propia irresponsabilidad en el desarrollo de los servicios públicos.

Por una ley propia de consolidación, apostamos por una ley nuestra.