Las trabajadoras de la empresa EULEN encargadas de la limpieza de los edificios de la Diputación Foral de Gipuzkoa han comparecido cuando cumplen 17 días de huelga.

Comunicado de los sindicatos con motivo de la comparecencia realizada el sábado:

Hoy nos hemos reunido aquí las trabajadoras de la empresa EULEN que limpiamos los edificios de la Diputación Foral de Gipuzkoa para solicitar una vez más a la Diputación Foral y EULEN que pongan solución a este conflicto. Esta huelga tiene fácil solución y pasa por asegurar el IPC en la negociación colectiva.

Hoy el colectivo cumple 17 días de huelga, 17 días de lucha para asegurar no perder el poder adquisitivo. Desde los sindicatos ELA, LAB y ESK valoramos positivamente el trascurso de estos 17 días y decimos alto y claro que no pararemos ante las presiones de la empresa y la Diputación.

La empresa desde el primer día intentó vulnerar nuestro derecho a la huelga haciendo tareas de las huelguistas por no huelguistas, tanto en la primera tanda de huelga como en esta segunda.

Pero quien ha utilizado todas las armas posibles para dificultar la huelga ha sido la administración pública. La diputación no dejo acceder al interior de los edificios al comité de huelga hasta el jueves pasado. Aun sabiendo que estaban vulnerando los derechos del comité de huelga no nos dejaron acceder hasta que lo denunciamos en la inspección de trabajo. Una vez que no tuvieron más opción que dejar entrar en los centros de trabajo a las huelguistas nos intentaron condicionar con horarios de visita y planificación.

No contentos con eso, una vez que no tuvieron más remedio que dejarnos entrar cargaron contra los servicios mínimos establecidos por el departamento de trabajo. En este conflicto se decretaron servicios mínimos en la residencia de Egogain de Eibar. El Comité y la empresa llegaron a un acuerdo de cómo organizar esos servicios mínimos, pero la diputación, en su afán de obstaculizar esta huelga cargo contra el mismo acuerdo.

Desde el viernes en adelante la Diputación ha presionado y ha mentido a la dirección de trabajo con el único objetivo de obstaculizar el derecho a la huelga de las trabajadoras y desmovilizar al sector. Claramente decimos que la diputación ha mentido, el Departamento de Gobernanza de la Diputación Foral, con Eider Mendoza a

la cabeza, comunicó a la dirección de trabajo que en la residencia Egogain no había vajilla limpia para poder dar el servicio de cenas ese mismo día. Desde el Comité de huelga insistimos que ese dato no era cierto, ya que, la vajilla para el servicio de cenas ya estaba preparada y así lo pudimos probar. Pero la diputación siguió con su objetivo y solicito al departamento de trabajo un aumento de servicios mínimos, una limpieza extraordinaria de la residencia…

Y nosotras nos preguntamos: una limpieza extraordinaria en la residencia porque no hay vajilla cuando se comprobó que sí que existía vajilla? Quedo claro que todas estas amenazas respondían a presiones políticas y decisiones políticas. Ante los acontecimientos solicitamos la actuación de la inspección de trabajo para que verificara con urgencia la existencia de la vajilla limpia. Y así pudimos frenar la limpieza extraordinaria de la residencia.

Pero no contentos con eso el lunes nos llamaron a una reunión con la empresa Eulen, Diputación, Departamento de trabajo y la inspección de la Diputación. En esa reunión, una vez más, intentaron presionar al comité de huelga para que accediera a la modificación de los servicios mínimos. Y ante la negativa del comité, el martes el Departamento de Trabajo modificó la orden a de los servicios mínimos, sin ninguna base formal, en la práctica del 50% al 66%. Nos obligan a acudir dos personas por turno, cuando la orden decretaba el 50% del personal habitual, que son 6 y la mitad serían 3, ahora nos obligan a ir 4 personas.

Los que denunciamos desde los sindicatos ELA, LAB y ESK es que esta actuación solamente responde a una decisión política, ya que, queda más que demostrado que en esta huelga está más que asegurada el derecho a la vida y salud de los residentes, tal y como confirmó la Directora del Centro Egogain en la reunión del lunes. Por todo ello, impugnaremos la modificación de los servicios mínimos.

Denunciamos firmemente la actitud de la Diputación y del Departamento de trabajo, que han invertido todas sus energías durante estas semanas en impedir la huelga de las limpiadoras en vez de intentar poner solución a este conflicto.

Tenemos claro que es la Diputación quien tiene la última responsabilidad para solucionar este conflicto y poner fin a la huelga. Este conflicto no se solucionará con un aumento de los servicios mínimos, ni presionando al comité de empresa, este

conflicto se solucionará cuando se asegure el IPC en el convenio y se recojan las reivindicaciones de la plantilla.

Por lo que, condenamos firmemente la actitud de toda la administración, que una vez más, en vez de escuchar a las trabajadoras y atender sus solicitudes, se posición a favor de la patronal. Pero lo decimos alto y claro, no nos pararan y no pensamos dejar de luchar hasta ganar esta batalla!