Ante la propuesta insuficiente realizada por la patronal en la quinta reunión del convenio colectivo del comercio textil de Gipuzkoa, creemos que es el momento de la lucha. Y así lo estamos haciendo. Concretamente, hemos salido a la calle para denunciar la situación injusta que viven las trabajadoras de este sector feminizado. Entre otras acciones, hemos desplegado una pancarta dentro del centro comercial Urbil de Usurbil y hemos colocado carteles en diferentes tiendas del citado centro comercial y del centro de Donostia.

Existen grandes diferencias salariales que han generado una triple escala salarial. Algunas trabajadoras llevan 13 años con el salario y sus condiciones laborales congeladas. En cualquier caso, nadie tiene un sueldo digno, ni mucho menos unas condiciones dignas. Por si fuera poco, la mayoría son jornadas parciales y precarizadas.

LAB tiene claro que es el momento de organizar a las trabajadoras, de salir a la calle en defensa de un convenio que traiga su lucha a la primera línea y mejore sus condiciones laborales como se merecen.