La semana pasada fallecieron dos transportistas, uno en Zamudio y otro en Irura. Denunciamos la primera muerte laboral ayer y la segunda, hoy, a través de una concentración entre Irura y Villabona.

Llevamos al menos 30 muertos en 2022.