Comunicado de LAB, STEILAS y ELA:

Hoy, día 5, se reúne la Asamblea General del Consorcio Haurreskolak correspondiente a este curso escolar. En ella, además de la Junta Directiva que preside Jokin Bildarratz, se reunirán representantes de los ayuntamientos miembros del Consorcio Haurreskolak. Debemos destacar que, además de ser un foro que no promueve el debate sobre el futuro del Consorcio Haurreskolak ni sobre las necesidades de la infancia y las familias, la propia Administración ha convertido este foro en un marco que se limita a aprobar partidas presupuestarias. Además, debemos denunciar la limitación del peso de los ayuntamientos, ya que el Departamento de Educación cuenta con mayoría en ese sentido.

El curso que está a punto de terminar ha sido tremendamente especial e, en plena pandemia, a diferencia de la gerente del Consorcio público Haurreskolak ZORIONE Etxezarraga, las trabajadoras y las familias hemos actuado con responsabilidad. Esa falta de responsabilidad nos preocupa muchísimo.

Y es que, el Departamento de Educación nombró en enero de 2020 a Zorione Etxezarraga gerente del Consorcio Público Haurreskolak a través de las puertas giratorias, sin ningún conocimiento en el ámbito educativo; mucho menos sobre el ciclo 0-3. Desde entonces, la deriva de este servicio público ha sido enorme. Más que buscar el correcto funcionamiento y la viabilidad de este servicio público educativo, su único objetivo ha sido ceñirse al presupuesto. Para ello ha pasado, en varias ocasiones, sin vergüenza, por encima de los derechos de las trabajadoras, de los y las niñas y de las familias. Así lo admitió a principios de curso en el Parlamento, cuando las trabajadoras estábamos inmersas en la dinámica de movilizaciones: «No cumplía el convenio que está firmado con las trabajadoras porque no le llegaba el dinero.»

Desde que asumió el cargo de gerente ha tenido secuestrada la negociación colectiva y las trabajadoras hemos tenido que hacer 8 días de huelga para superar el bloqueo e iniciar la negociación del nuevo Convenio Colectivo. Con todo, en los inicios de la negociación ha quedado patente en las mesas negociadoras la falta de coordinación entre el Departamento de Educación y la gerencia. En consecuencia, además de que la negociación ha tomado un ritmo demasiado lento, no hemos encontrado más que trabas en cada una de las reuniones.

Asimismo, ha querido evitar el diálogo permanente con los representantes de las trabajadoras. Ha obstaculizado continuamente el trabajo sindical, ha creado comisiones sin informar a los sindicatos y sin convocatoria, ha puesto en marcha procesos no consensuados, ha ocultado información, etc. También ha suspendido decisiones ya tomadas de un día para otro en perjuicio del servicio, de las familias y de las educadoras, entre quejas de la comunidad educativa. Ahora que estamos a final de curso, entre otras cosas, todavía no sabemos en qué criterios se basará la dotación de educadores a las Haurreskolak el próximo curso.

Por todo ello, a través de la solicitud que realizamos hoy en la Delegación de Educación de Bilbao, exigimos al Consejero de Educación y Presidente del Consorcio Público Haurreskolak, Jokin Bildarratz, que cumpla con la responsabilidad que le corresponde: antes de que sea demasiado tarde, destituir a la gerente Zorione Etxezarraga y que comience a negociar en el Departamento de Educación la integración consensuada del Consorcio Haurreskolak. De este modo, además de estabilizar los puestos de trabajo, se reconocería al primer ciclo de Educación Infantil (0-3) el lugar que hace tiempo se le debe en el sistema educativo, incrementando la competencia municipal y adaptándola a las necesidades de las familias y los y las niñas.

Para terminar, queremos recordar que desde que en 2018 el Parlamento aprobara la gratuidad de las Haurreskolas para familias con rentas inferiores a 18.000 euros y solicitara dar más pasos hacia la gratuidad plena, el Gobierno Vasco no ha avanzado lo más mínimo. Por lo tanto, creemos que es hora de dar los pasos necesarios para lograr la gratuidad intergral y para garantizar el derecho de los y las niñas a la educación en igualdad de oportunidades.