Se han debatido en el parlamento de Gasteiz los presupuestos de la CAV para 2021. Así, frente al Parlamento nos hemos movilizado las organizaciones que formamos la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria bajo el lema “Reparto del beneficio, garantizar los derechos, desarrollar servicios públicos”. La movilización ha rodeado el Parlamento y ha habido un acto socio-sindical en la que ha tomado la palabra la secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu. Ha denunciado que en estos tiempos donde la lucha de la clase trabajadora está al rojo vivo, y cuando la situación de la mayoría de la ciudadanía es cada vez peor, los presupuestos no tienen en cuenta las demandas de la clase trabajadora y el movimiento social: «Estos presupuestos menosprecian a las y los trabajadores y a la ciudadanía en general».

Así lo criticamos en la comparecencia que hicimos a finales de enero, en la cual exigíamos que se dejase atrás el guión neo-liberal para hacer frente a la crisis social y económica que estamos sufriendo. Tal y como ha dicho Garbiñe Aranburu frente al Parlamento, «la foto de hoy refleja que hay dos modelos económicos y sociales totalmente contrapuestos. En la calle estamos quienes reivindicamos un nuevo modelo económico y social, quienes demandamos que se ponga la vida en el centro; y dentro están quienes están debatiendo aprobar por mayoría del PNV y del PSE unos presupuestos a la medida de la patronal. Estos presupuestos no se mueven un milímetro del guión neoliberal. No hay ninguna decisión política para una nueva reforma fiscal y repartir la riqueza; no hay ninguna decisión política para reforzar los servicios públicos y reconocer los trabajos de cuidados, tampoco para invertir más dinero en prestaciones sociales. Sin embargo, destinarán más dinero a manos privadas y sin ningún tipo de condición».