Hoy, el sindicato LAB ha denunciado la Fiscalía de la CAV a la empresa Glovo por delito grave y continuado contra los derechos de las y los trabajadores. Son muchos los procesos que LAB ha ganado contra esta empresa en el ámbito laboral, muchos iniciados por el propio sindicato y otros por la Inspección. La conclusión alcanzada en todos ellos es clara: los y las trabajadoras de Glovo no son autónomos y autónomas, sino trabajadoras y trabajadores por cuenta ajena.

Además, el próximo lunes, 3 de octubre, LAB realizará una rueda de prensa para presentar una iniciativa jurídica para garantizar los derechos de las y los trabajadores de Glovo. Contará con la participación de la coordinadora general Garbiñe Aranburu y algunas y algunos riders.

La lucha de los trabajadores y trabajadoras de Glovo ha supuesto también una novedad legal en el ámbito estatal, ya que la propia ley recoge expresamente que las y los trabajadores son trabajadores por cuenta ajena, no autónomos y autónomas. En este punto, no podemos ocultar que creemos que el cambio normativo podría haber sido más audaz y acabar de una vez por todas con el comportamiento inaceptable de las empresas de riders.

Glovo, sin embargo, cree que por encima de leyes, sentencias y resoluciones puede seguir haciendo lo que quiera. Desde LAB tenemos claro que vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para que se hagan efectivos los derechos de las y los trabajadores, y en este caso, hemos activado a la vía penal.

En la actualidad, aunque estos trabajadores y trabajadoras tienen reconocida su condición de trabajadores por cuenta ajena mediante sentencia firme o resolución, Glovo les obliga a darse de alta en el régimen de autónomos, por lo que están dados de alta en los regímenes general y autónomo, en ambos. Junto a ello, la empresa no les reconoce los derechos fundamentales: vacaciones, jornadas…

Eso es lo que hoy y aquí hemos denunciado ante la fiscalía a Glovo por delito grave y continuado contra los derechos de las y los trabajadores por desoír sentencias y resoluciones administrativas.

El escrito que acabamos de presentar recoge una fotografía de los múltiples procesos laborales en los que LAB ha sido parte, informando a la fiscalía de que se trata de un hecho que es firme y resuelto como trabajadores y trabajadoras por cuenta ajena. Junto a ello, hemos dado a conocer la situación en la que se encuentran actualmente, cómo están siendo vulnerados sistemáticamente los derechos que les corresponden: altas en la seguridad social en ambos regímenes; no pagan salario, giran facturas obligando a los trabajadores a permanecer de alta en el régimen de autónomos; cambios de jornada unilaterales y constantes, muchos declarados nulos en vía judicial; incumplimientos de las condiciones de descanso; un largo etcétera, demasiado largo.

Así, desde LAB creemos que ya es hora de que por encima de las resoluciones judiciales y administrativas GLOVO deje de hacer lo que quiera y se respeten los derechos de sus trabajadores y trabajadoras. Y seguiremos su defensa, combinando la vía judicial con la sindical.