Movilización en defensa de los derechos laborales de las y los trabajadores de hostelería.

Ante las restricciones aplicadas en la hostelería de Hego Euskal Herria –en Nafarroa se ha decretado un cierre total-, el sindicato LAB demanda medidas para proteger a todos y todas las trabajadoras del sector. Entre otros aspectos, pedimos que se declare a todas las actividades vinculadas al sector como actividades especialmente afectadas por la pandemia. Y en consecuencia, habilitar medidas extraordinarias para la defensa del sector.

Desde LAB criticamos con dureza la criminalización del sector de la hostelería. En esta situación de crisis la hostelería está siendo golpeada una y otra vez, aplicándosele limitaciones legales o responsabilizándola de los contagios. Nosotras tenemos claro que tras esto se encuentra la intención de ocultar la mala gestión de los gobiernos.

Son muchas las activididades y trabajadores y trabajadoras vinculadas al sector de la hostelería, producción, distribución, limpieza o asesoría y las restricciones conllevas graves consecuencias para muchas y muchos trabajadores. No obstante, las decisiones políticas se limitan a regular prohibiciones y multas, y nunca se plantean medidas para proteger el sector.

Del mismo modo, nos parece indispensable adoptar medidas específicas para todo el personal contratado, sea indefinido, eventual o que se encuentre sin contrato, como miles de trabajadores y trabajadoras del sector sin protección jurídica. Es hora de inspeccionar como es debido los abusos que se dan en el sector, regularizar las jornadas y regular las jornadas y salarios mínimos.

En este momento, son prioritarias medidas para proteger la hostelería, como las relativas a los alquileres o los impuestos por autónomos, pero toda ayuda debe estar condicionada a la garantía del empleo, prohibiendo los despidos y complementando el paro de los y las trabajadoras.

Mostramos nuestra adhesión a las protestas convocadas en las capitales de Hego Euskal Herria el próximo sábado 7 de noviembre. Nos movilizaremos ante la criminalización de la hostelería y a reclamar medidas para proteger a las y los trabajadores del sector.