Tras 17 jornadas de huelga y concentraciones semanales durante más de 2 años y medio, los sindicatos LAB, ELA, UGT y CCOO seguimos reivindicando las condiciones laborales de las trabajadoras y trabajadores de las residencias privadas y viviendas comunitarias en Araba. Así las cosas, hemos comparecido en Gasteiz para informar sobre la situación del conflicto.

Durante estos 30 meses hemos mantenido reuniones tanto con Diputación Foral de Araba, como con diversos representantes del sector de residencias y con el Departamento de Trabajo del Gobierno Vasco, pero seguimos esperando las medidas que dignifiquen las condiciones laborales y asistenciales.

Tal y como hemos señalado en la comparecencia, «los integrantes de los diferentes partidos políticos dicen que somos un servicio esencial para la sociedad y que nuestros puestos de trabajo son imprescindibles, en línea con los famosos aplausos de la época del confinamiento. Pura demagogia y misma precariedad. Antes de la pandemia éramos invisibles, ahora sólo somos instrumentos de su propaganda política». Por ello, los sindicatos hemos anunciado que convocamos a las asociaciones empresariales del sector a una reunión en el PRECO el próximo martes 21 de septiembre, a las 12.00. 

Los sindicatos hemos dado un dato contundente que refleja la situación de las y los trabajadores del sector: en Araba, trabajan de media unas 200 horas más al año que las compañeras de Bizkaia por unos 400 euros mensuales menos, además de que realizan tareas que no les corresponden según sus respectivas categorías profesionales. Por todo ello, y por más razones, nos hemos reafirmado en la reivindicación de un convenio de residencias provincial para el sector.