Hemos denunciado, ante el Palacio Foral de Gipuzkoa, la desorientación del servicio de bomberas y bomberos por medio de una movilización convocada por el comité de empresa que lidera LAB. Hemos pedido responsabilidades a la diputada Eider Mendoza, antes de la reunión mantenida con la Diputación.

Tras la reunión, Unai Badiola, bombero y delegado de LAB, ha insistido en que la Diputación y las y los trabajadores tienen puntos de vista muy diferentes sobre la organización del servicio. La propuesta de la Diputación está muy lejos de las reivindicaciones de la plantilla. Por ello, hemos acordado una nueva reunión con el objetivo de buscar una solución.