Desde la mayoría sindical vasca nos hemos movilizado en defensa de las pensiones públicas en Bilbo e Iruñea, frente a las delegaciones del Gobierno español. Garbiñe Aranburu, secretaria general de LAB, ha tomado la palabra en la concentración convocada en la capital vizcaína y ha llamado a participar en las movilizaciones anunciadas para el sábado por el movimiento de pensionistas.

Según ha recordado Garbiñe Aranburu, el Gobierno de Madrid ha abierto la puerta a una nueva reforma de pensiones. Entre algunas de las medidas están penalizar la jubilación anticipada ampliando la edad de jubilación, extender los planes privados de pensiones o aumentar los años de cotización para el cálculo de las pensiones. «Todas estas medidas suponen un nuevo ataque al sistema público de pensiones», ha denunciado.

En palabras de la secretaria general de LAB, «no se establece una pensión mínima y no podemos pasar por alto que tampoco hay ninguna medida para corregir la discriminación que padecen las mujeres pensionistas; mujeres que han realizado trabajos de cuidados, que han trabajado en sectores feminizados y precarizados y que reciben pensiones de misería».

Garbiñe Aranburu, ante los medios, en la concentración llevada a cabo en Bilbo.

Ha destacado que el movimiento de pensionistas está llevando a cabo una lucha ejemplar en defensa de unas pensiones dignas y que está siendo capaz de mantener una dinámica de movilización semanal, únicamente paralizada durante el confinamiento. «Nos corresponde a todos y todas las trabajadoras luchar por unas pensiones públicas dignas. Por eso, los sindicatos y agentes de la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria y también otros sindicatos se suman a las movilizaciones del sábado», ha señalado.

Movilización realizada en Iruñea.

En Euskal Herria hemos mostrado claramente nuestra oposición a las reformas de 2011 y 2013, así como a las dos reformas laborales. El tema de las pensiones también estuvo entre las principales reivindicaciones de la última Huelga General. «El Covid ha cambiado por completo nuestras vidas, pero seguimos luchando por los cambios. En este sentido, queremos que la del sábado sea una jornada importante de movilización. Y vamos a seguir en la calle, ya que vendrán nuevas huelgas y movilizaciones, para seguir luchando junto a las y los pensionistas por unas pensiones públicas dignas, por un trabajo digno, por unos servicios públicos de calidad y por un sistema público de cuidados», ha remarcado.