Hoy jueves 26 de mayo se ha celebrado la octava reunión de la mesa negociadora del convenio del metal de Bizkaia. Hoy era el día para que la patronal del metal de Bizkaia respondiera a la plataforma conjunta presentada por todos los sindicatos del sector el 16 de mayo. Una plataforma conjunta que se presentó con el ánimo de desbloquear la mesa y dar una oportunidad a la negociación. Por desgracia, nos hemos vuelto a encontrar con más de lo mismo, o aún peor. Además de responder negativamente a todas y cada una de nuestras peticiones, solicita una vigencia de 3 años (hasta ahora 2) , sigue con unas subidas raquíticas que están muy por debajo del IPC (2,75%, 2,5% y 2% respectivamente para los años 2022, 2023 y 2024). Además, la patronal quiere quitar el artículo de la garantía mínima, que es el que garantiza subidas a los miles de trabajadores y trabajadoras que tienen salarios superiores a las tablas mínimas del metal de Bizkaia, pero que carecen de capacidad de negociación colectiva (muchos de ellos y ellas de empresas pequeñas), quiere ampliar aún más la flexibilidad situándola en 160 horas, empeorar el pago de las bajas… todo ello en un año en el que, digan lo que digan, será un buen año para el sector, como ha manifestado públicamente el FVEM en diferentes ocasiones.

El FVEM ha tenido 10 días para analizar nuestra plataforma y traer una propuesta que posibilitara avances en la negociación del convenio más importante del ámbito privado de Euskal Herria, que afecta a más de 50.000 trabajadores y trabajadoras. Con su respuesta a la plataforma de los sindicatos, la patronal, en vez de avanzar, ha decidido dinamitar cualquier posibilidad de acuerdo, declarando la guerra a los trabajadores y trabajadoras del sector. Solo así se puede entender tamaño despropósito. Nos quieren más pobres y con menos derechos.

Desde LAB tenemos claro que seguimos apostando por un frente unido de todos los sindicatos y trabajadores y trabajadoras del sector. Lo que nos niegan en la mesa lo conseguiremos desde las empresas y desde la calle. Con compromiso, organización y lucha. No vamos a abandonar a su suerte a los miles de trabajadores y trabajadoras del sector. Si quieren negociar, negociaremos, y si nos quieren abocar al conflicto, responderemos. Lo hicimos el 2019 y lo volveremos a hacer ahora,

Durante las siguientes semanas seguiremos movilizándonos, activando el conflicto empresa por empresa, y apuntando a las y los responsables verdaderos y directos de este bloqueo.

Por un convenio justo para el metal de Bizkaia.