El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo no 2 de Gasteiz ha estimado el recurso interpuesto por UGT. Un juez ha resuelto que no se requiere el nivel B2 de euskera para la bolsa de trabajo de la Policía Municipal surgida de la convocatoria pública de 2021. En consecuencia, en la misma resolución, el juez ordena la admisión de los candidatos que no tengan el nivel B2. Creemos que se trata de un grave ataque que pretende obstaculizar la normalización del uso del euskara en el ámbito de la administración pública. A partir los de intereses corporativos de un sindicato, una vez más, los derechos básicos de las y los euskaldunes serán pisoteados, es decir, nos discriminarán aún más a los vascoparlantes.

LAB considera que la normalización del euskara requiere de amplios acuerdos populares. Ya es hora de blindar adecuadamente la euskaldunización de la Administración y para ello será imprescindible la aportación de todos los agentes sindicales, sociales y políticos. En la actualidad, lamentablemente, cualquier resolución judicial puede frustrar el esfuerzo de años, sabotear los avances conseguidos gracias al impulso de la sociedad vasca.

El sindicato LAB defenderá un modelo policial local basado en la cercanía e integración con la ciudadanía, activo a la hora de contribuir a la construcción de la comunidad; y para ello necesitamos, entre otras cosas, policías municipales euskaldunes, para que sean respetados los derechos lingüísticos de toda la ciudadanía.

Frente a los ataques contra el euskara, es hora de organizar una movilización eficaz entre los y las trabajadoras del sector público y de responder con firmeza, de la mano del movimiento euskaltzale.