El Tribunal Supremo ha denegado el recurso presentado por la patronal del metal vizcaína FVEM, haciendo firme la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del Pais Vasco, por el cual, declara en vigor definitivamente el Convenio del metal de Bizkaia de eficacia general años 2001-2003, dándole de esa manera la razón al sindicato LAB.
El Tribunal Supremo ha denegado el recurso presentado por la patronal del metal vizcaína FVEM, haciendo firme la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del Pais Vasco, por el cual, declara en vigor definitivamente el Convenio del metal de Bizkaia de eficacia general años 2001-2003, dándole de esa manera la razón al sindicato LAB.

Sin lugar a dudas, una buena noticia para todas las y los trabajadores del metal de Bizkaia, pues se evita así la aplicación del Estatuto de los Trabajadores y demás normativa estatal, incluso a las nuevas contrataciones.

Asimismo supone un duro varapalo para una patronal, FVEM, que quería utilizar la amenaza de la pérdida de vigencia de los convenios para imponer peores condiciones laborales y desregular el sector del metal, principal motor de la economia de nuestro país.

LAB va a seguir defendiendo la necesidad de un mercado de trabajo regulado al servicio de un modelo de relaciones laborales propio para Euskal Herria.