El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha anunciado en su comparecencia de hoy que el Gobierno Vasco va a plantear a los sindicatos la equiparación del permiso parental para los dos progenitores, concretamente en 18 semanas. Recordar que esta misma semana se ha aprobado la misma medida en el Congreso de los Diputados. Por lo tanto, el Gobierno Vasco no hace sino aplicar una medida plateada desde el Gobierno Estatal.

Actualmente, el permiso por maternidad existente en las administraciones de la CAPV es de 18 semanas. Si el Gobierno pretende poner en marcha un nuevo permiso, el punto de partida no puede ser inferior a las 18 semanas existentes. Cualquier medida que esté por debajo de las 18 semanas supondría un paso atrás.

En el contexto de la huelga planteada para el 8 de Marzo, LAB criticó que el Gobierno Vasco utiliza las políticas de igualdad y conciliación para la propaganda y auto bombo. Hoy estamos asistiendo al enésimo acto de propaganda. El Gobierno Vasco traslada a los medios las propuestas que va a hacer en la mesa de negociación, actitud ésta que demuestra nula voluntad de negociación, más aún cuando ni siquiera tenemos una convocatoria para la Mesa General.

En opinión de LAB, los permisos parentales tienen que ser paritarios e intransferibles sin lugar a dudas. Si el Gobierno Vasco quiere dar a los cuidados la importancia que tienen, debería de plantear alargar estos permisos más allá de las 18 semanas. Lo que podemos deducir de las palabras de Erkoreka es que no hay ninguna novedad en las medidas de conciliación, más allá de la equiparación de los permisos para ambos progenitores también planteada en el resto del Estado. Para este viaje no necesita el Gobierno a los sindicatos.

LAB continuará, como hasta ahora, proponiendo la aplicación de claúsulas feministas. Para nosotras, las políticas de igualdad no son palabras bonitas que se puedan usar en campaña electoral. Hay mucho trabajo por hacer en este ámbito y no vemos al Gobierno en una actitud positiva; al igual que en otras materias de negociación, el Gobierno no tiene en cuenta ninguna propuesta que no venga del Estado. Creemos que es necesario negociar y acordar medidas de conciliación que posibiliten la igualdad en las administraciones vascas. Hay que dejar a un lado la imposición y unilateralidad y tener en cuenta las propuestas de la parte sindical.