Hoy se reune la Mesa General con el objeto de “negociar” el Anteproyecto de Ley del Empleo Público. El sindicato LAB decidió no participar en este proceso de negociación que entendíamos era una mera interpretación. El tiempo nos ha dado la razón básicamente por dos razones: este Anteproyecto está totalmente subordinado y condicionado por la legislación estatal y porque ha sido el Gobierno Vasco el que ha decidido qué aportaciones hechas por los sindicatos se recogían y cuales se rechazaban, sin ninguna opción a acuerdo ni negociación. El Gobierno Vasco vuelve una vez más a demostrar cuál es su talento en los servicios públicos, imposición y nada más que imposición

En el último borrador del Anteproyecto se reafirman en el modelo de servicios públicos y relaciones laborales que proponían desde el principio, y esto demuestra que participar en este proceso mal llamado de negociación no tenía ningún sentido.

El Gobierno Vasco con esta ley pretende imponer un modelo de servicios públicos gerencial, mercantilista y en el que las relaciones laborales no se regirán por la negociación colectiva sino en la individualización de las mismas.

LAB se opuso desde un principio a esta ley tal y como nos presentaban su elaboración. Así, presentamos una enmienda a la totalidad exigiendo su retirada, y que se abordara un proceso de negociación para la elaboración de una ley verdaderamente propia: partiendo de un diagnóstico elaborado por nuestros agentes, y acordando entre todos las características fundamentales sobre las que construir un nuevo modelo de servicios públicos y de relaciones laborales en este ámbito.

Las propuestas que en su caso haría el sindicato LAB para la construcción de un nuevo modelo son ya de sobra conocidas: un modelo de servicios públicos a la medida de nuestras características y necesidades (teniendo en cuenta por ejemplo que el nuestro es un pueblo pequeño, con un idioma propio, …), que impulse y dé cauce a la participación de las y los trabajadores en la definición de los servicios públicos, que ahonde en la construcción de un modelo comunitario de servicios públicos, que ponga en el centro de las relaciones laborales la negociación colectiva sin ningún margen para la imposición, …

Pero como ya hemos señalado este Anteproyecto pretende imponer un modelo radicalmente diferente.

Por último denunciar que en este Anteproyecto el Gobierno Vasco introduce un caramelo envenendado en sus disposiciones transitorias: la supuesta posibilidad de realizar OPEs para la consolidación de empleo. Como decimos es un engaño, de hecho mientras la Ley de Presupuestos del Estado no diga lo contrario, será imposible convocar una OPE en la que se recojan todas las plazas dotadas presupuestariamente, y lo saben, es decir, es un FRAUDE. Además, en el caso de la estabilidad personal de Administración y Servicios de la UPV/EHU, este último borrador supondría un paso atrás; la derogación de la transitoria 4ª de la Ley del Sistema Universitario Vasco (LSUV), una ley que ya ha superado el “filtro” constitucional, y la propuesta de una nueva transitoria (la decimoctava) que no permite ampliar la estabilidad de 2006, supone poner en riesgo la cobertura legal de que disponemos.

Además, incluso en el mejor de los casos estas OPEs sólo darían opción a consolidar los puestos de trabajo existentes en la actualidad, en ningún caso para crear nuevos puestos. Y por lo tanto no servirían para recuperar los puestos de trabajo que se han destruido fruto de los recortes de estos años (incremento de la jornada, recorte de festivos, no cobertura de sustituciones, …), ni para nuevos puestos de trabajo. Y por lo tanto tampoco servirían para mejorar el retroceso en las condiciones laborales de la plantilla (cargas y ritmos de trabajo que se han disparado), ni para mejorar tampoco la calidad asistencial prestada a la ciudadanía.

Por todo ello, LAB mañana no acudirá a la reunión y movilizará a sus delegadas y delegados. Exigiremos que retiren el Anteproyecto, y que emprendan una verdadera negociación para hacer una ley propia sobre la que estructurar el empleo público.