Hoy, 10 de julio, la dirección de la empresa ha citado al comité a la primera reunión, sobre el ERE de extinción para la plantilla asociada a la actividad de lavado. La primera sorpresa ha sido que por parte de la empresa ha aparecido únicamente el director de RRHH de Edesa Industrial.

El Comité hace la siguiente valoración:

No aceptamos iniciar un Ere de extinción, existiendo un Ere de suspensión con validez hasta el 25 de Octubre; el cierre de la línea de producción de lavado no ha sido suficientemente explicado; este comité desconoce el plan de viabilidad que está elaborando la empresa; y desconocemos quien asume la figura del Director General.

Se intenta que aceptemos una decisión aislada, cuando es evidente que está enmarcada en algo más profundo.

Es por todo ello que hemos abandonado la mesa de negociación.

Nuestra lectura es que CNA no puede sacar adelante esta empresa tal como está configurada, y puede estar intentando la entrada de un inversor que dé viabilidad a la misma, y es evidente que este ERE es parte de ese plan.

En este sentido y en algún lugar, se está decidiendo nuestro futuro. Estos métodos oscuros y confusos son inaceptables y por tanto, en la medida que no se nos cuente la verdad declaramos confrontación absoluta con la compañía CNA.