Ayer, 03 de diciembre, se firmó el acuerdo definitivo con la dirección de la empresa. La plantilla de CEMOSA optó por plantar cara a la precariedad que se vivía en la fábrica, iniciando el 23 de noviembre una huelga indefinida. Desde el LAB queremos mostrar a todos y todas las huelguistas nuestro respeto y agradecimiento por el ejemplo de solidaridad y compromiso demostrado.

Llevaban desde el 2013 sin poder renovar el Convenio Colectivo. Las reivindicaciones de la parte social en esta negociación han sido:

1. Limitación de las subcontratas (compromiso de realización de contratos por empresa en áreas donde hasta ahora existía subcontratación) y las ETT (solo podrán ser contratados para sustituciones cortas).
2. Realizar las sustituciones de bajas largas, excedencias… mediante contratos de CEMOSA.
3. Creación de una bolsa de trabajo con los y las trabajadoras que han venido prestando servicios mediante ETT y contratos temporales de CEMOSA, para posibles vacantes.
4. Conversión en fijos y fijas de 25 contratos temporales.
5. Garantizar las mismas condiciones laborales para las nuevas contrataciones.
6. Cumplimiento del protocolo de Osalan en personas que han trabajado con riesgo de amianto, hipoacusias y condiciones termo-higiénicas deficientes.
7. Fijar categorías que terminen con diferencias injustificadas entre trabajadores y trabajadoras.
8. Subidas salariales referenciadas al IPC (2016 1% subida, 2017 IPC +0,25%, 2018 IPC + 0,25%, con garantía mínima del 1% en los dos últimos años).

Desde el sindicato LAB queremos mostraros a todos y todas las huelguistas nuestro mayor respeto y agradecimiento, y os felicitamos por el ejemplo de solidaridad y compromiso demostrado, ya que recalcamos que la esencia de esta huelga ha sido puramente solidaria con los y las compañeras en situación de precariedad.

En el panorama actual, donde desgraciadamente tenemos como ejes el fenómeno de la individualización, la decadencia del concepto de la solidaridad, la desilusión, la desesperanza, la comodidad, el miedo, el pesimismo, ejemplos como el vuestro, rompen los esquemas anteriores, y ponen en valor y demuestran que con unidad, organización, compromiso y convicción, la clase trabajadora mediante la lucha, puede hacer frente a la precariedad y a cualquier ataque de la patronal, consiguiendo los objetivos marcados.

Mención expresa merecen nuestros delegados, que han sido y son los artífices de la concienciación solidaria de la plantilla. Y por supuesto no nos olvidamos de nuestros afiliados y afiliadas y simpatizantes que han sido el sustento principal de los primeros. Estamos muy orgullosos y orgullosas de vosotros y vosotras.

Por otro lado, los huelguistas de LAB, quieren agradecer la red de apoyo que han tenido en este conflicto, habéis sido muchos y muchas, el ayuntamiento de Atxondo, los y las Atxondotarras, los y las Elorriotarras, al parlamentario de EH Bildu Iker Casanova, a los y las compañeros y compañeras de LAB, eskerrik asko, por pasaros de visita, por animarnos, por interesaros cómo estábamos, por facilitarnos la infraestructura necesaria, por todo esto y más mila esker!