Al hilo del accidente laboral ocurrido el pasado viernes en la factoría Arcelor Mittal de Legasa, antes que nada, el sindicato LAB quiere mostrar su máxima solidaridad y apoyo al trabajador accidentado y sus allegados y mostrar su disposición a ayudarles en todo lo que necesiten.

En opinión de LAB, el accidente que ha provocado graves daños en una mano al trabajador no debió haber ocurrido. Los altos ritmos de trabajo, las carencias en la formación o la situación de eventualidad del trabajador son elementos que afectan negativamente y propician accidentes laborales como el del pasado viernes.

Desde LAB exigimos una investigación rigurosa del accidente y exigimos a la multinacional una mayor formación a las nuevas contrataciones y que cesen los altos ritmos de trabajo, poniendo los medios personales y materiales adecuados para ello. De hecho, a pesar de tener una gran carga de trabajo, en Legasa existe falta de personal, ya que la multinacional ha destruido gravemente el empleo.

Por último, LAB lamenta que no se haya podido dar una respuesta adecuada a este grave  accidente laboral por la negativa del resto de sindicatos. De todas formas, LAB seguirá defendiendo la seguridad y salud laboral de las y los trabajadores por encima del beneficio económico.