Ayer, una vez más, la Ertzaintza tuvo una actuación totalmente desproporcionada durante el piquete y las protestas que están llevando a cabo los y las trabajadoras de Tubacex. No fue la primera ni la segunda vez que la plantilla de Tubacex sufre la provocación y la agresión por parte de la Ertzaintza. Lamentablemente, durante estos 44 días de huelga se han vivido en varias ocasiones actuaciones provocadoras y desproporcionadas de la mano de diversos miembros de la Ertzaintza y de los dispositivos en su conjunto, como fue el caso de ayer.

Como hemos visto en anteriores ocasiones, y como ya se ha venido denunciado con anterioridad, el proceder de la Ertzaintza está siendo mas que cuestionable. Se ha impedido informar a ciertos medios de comunicación y se ha intentado actuar contra algunos representantes de los y las trabajadoras. Además queremos denunciar que ciertos miembros de la Ertzaintza están teniendo actitudes “chulescas” y de abuso de autoridad contra los y las trabajadoras, a quienes intentan provocar y amedrentar de forma continuada, apuntando con la «bocacha» o identificando sin ningún razonamiento, entre otros.

Tras esta nueva actuación totalmente desproporcionada por parte de la Ertzaintza en el conflicto laboral que pretende dejar en la calle a 129 trabajadores y trabajadoras de las plantas de Tubacex en Amurrio y Laudio, queremos denunciar públicamente este hecho y pedir a sus responsables que tomen medidas para que estos hechos no se repitan.

Los y las trabajadoras de Tubacex se merecen ser tratados con el respeto que les corresponde, ya que están defendiendo sus puestos de trabajo y el futuro de sus familias y de la comarca, frente a la codicia de la dirección de empresa de Tubacex.