El sindicato LAB celebra que tras diferentes movilizaciones la plantilla haya conseguido que el Ayuntamiento de Pamplona, en manos de Na+, finalmente dé marcha atrás en su idea de sustituir la práctica totalidad de los baños públicos por aseos automáticos. No obstante, LAB quiere alertar sobre el futuro de los de Paseo Sarasate, ya que los quieren eliminar.

Después de una campaña de denuncia por parte de las trabajadoras, finalmente NA+ reconoció que había un plan para ir cerrando los aseos, recogido en un pacto entre PSN Y UPN en la legislatura 2011-2015. Pese a ello, las trabajadoras, gracias a su determinación, han conseguido que ese plan no siga adelante.

Sin embargo, la victoria no es total ya que ayer se dio a conocer la intención de eliminar los servicios del Paseo Sarasate aprovechando las obras de peatonalización que se llevarán a cabo. En ese sentido, LAB hace un llamamiento a la plantilla y a la ciudadanía para que no acepten este cierre y defiendan tanto los puestos de trabajo como el servicio público insustituible que realizan estas trabajadoras.