Con motivo de la última reunión del periodo de consultas, las y los trabajadores de Tubacex se han movilizado por la mañana en el parque industrial de Derio, frente a las oficinas de la empresa. Lo han hecho en defensa del empleo, y, para denunciar los despidos, han construido un cementerio con 150 cruces, tantas como el número de trabajadoras y trabajadores que pretenden dejar en la calle. Por la tarde, la dirección de Tubacex ha difundido el comunicado oficial sobre los despidos.

Tras las comunicación formal por parte de Tubacex de finalizar el proceso del ERE con 95 despidos y 34 salidas para las plantas de Laudio y Amurrio, desde LAB queremos manifestar lo siguiente:

-En primer lugar, decir que durante todo este proceso no han quedado demostradas razones estructurales para llevar a cabo estos despidos, y que esta decisión solo responde a los intereses y la avaricia de la dirección y del consejo de administración de Tubacex.

-En segundo lugar, queremos dejar claro que no vamos a admitir ni un solo despido, y que el camino para frenar eso sigue siendo la lucha que están llevando a cabo los y las trabajadoras de Tubacex, hasta que el último de las y los despedidos se reincorpore a su puesto de trabajo.

-Señalamos a las instituciones tanto locales, como al Gobierno Vasco y la Consejería de Industria, que ya no vale solo con la solidaridad y las declaraciones vaciás; que deben de dar un paso adelante y posicionarse claramente en contra de los despidos y trabajar para que estos no se lleven a cabo. No se puede permitir que a empresas que reciben dinero público y exenciones fiscales no se les exija ninguna contrapartida. Basta ya de usar el dinero público para los beneficios de la patronal.

-No se puede permitir más destrucción de empleo en Aiaraldea, y menos por parte de empresas tractoras como son Tubacex y Tubos Reunidos. Exigimos compromisos inmediatos por un empleo digno y de calidad para Aiaraldea, y del conjunto de Euskal Herria.

-La clase trabajadora de Aiaraldea está dando un ejemplo de solidaridad, compromiso y lucha por el empleo. Desde LAB seguiremos trabajando junto los y las trabajadoras de Tubacex, como de otras empresas y sectores, para que esta lucha continué.

-Para finalizar reclamamos la derogación de la actual reforma laboral y un marco propio de relaciones laborales. Los trabajadores y trabajadoras de Euskal Herria tenemos que construir nuestro propio marco de relación laborales, para dejar de un lado la legislación española que posibilita estos despidos y que tanta precariedad y destrucción de empleo ha traído a la clase trabajadora vasca.