Las trabajadoras de limpieza y comercio de Bizkaia han realizado hoy la primera de las jornadas de huelga previstas para esta semana y mañana realizarán la segunda. Las trabajadoras de limpieza se han manifestado en Bilbo, desde la empresa de limpieza Eulen sita en Deusto, y las de comercio, han iniciado su movilización de la plaza Arriaga. Ambas movilizaciones han confluido ante la sede de la patronal CEBEK, en el número 50 de Gran Vía.

Ambos colectivos, precarizados y feminizados, llevan meses movilizándose por sus respectivos convenios y, en esta ocasión, sus luchas han confluido en una convocatorias de dos días de huelga.

Para el sector de la limpieza esta lucha está siendo histórica, pues llevaba casi 30 años sin salir a la huelga, y con estas dos jornadas suman su séptima y octava jornadas de paro. Su reivindicación principal es que se reconozcan salarios mínimos de 1.200 euros en 15 pagas y están decididas a seguir movilizándose hasta conseguirlo.

Las trabajadoras de comercio, por su lado, han convocado su cuarta y quinta jornada de huelga y la misma afectará a los establecimientos de comercio textil, general y piel y calzado. Este último llevaba 15 años sin convenio y, fruto de la movilización, han conseguido reactivar la mesa negociadora. Queda camino por delante, con una patronal que ofrece aumentos miserables, pero han demostrado que están dispuestas a luchar hasta el final.

Las trabajadoras de estos dos sectores lo tienen claro: «Se ha acabado eso de considerarnos trabajadoras de segunda, con salarios complementarios que aportan una ‘ayuda’ en casa. Queremos que se reconozca nuestro trabajo, queremos que se dignifiquen nuestras condiciones y estamos dispuestas a organizarnos y a luchar por ello».

Mañana viernes será la segunda jornada de huelga de la semana para las trabajadoras de ambos sectores. A las 12:30, realizarán una sentada ante la sede de la patronal CEBEK.