Tras cinco días de paros, las y los trabajadores de la planta de Siemens Gamesa de Asteasu continúan sin un acuerdo que garantice su futuro.

Ante esta situación, exigimos a la empresa que garantice el mantenimiento de los puestos de trabajo y de las condiciones laborales y que se comprometa y presente un plan industrial que garantice el futuro.

Si no hay avances en este camino, en septiembre, las y los trabajadores seguirán luchando en defensa de su futuro.