Hoy, 10 de noviembre, Ainhoa Etxaide, secretaria general de LAB, y Garbiñe Aranburu, secretaria de Negociación Colectiva, han comparecido en rueda de prensa para informar sobre la posición de LAB ante la negociación colectiva y el acuerdo interprofesional. Etxaide ha subrayado que, al ser la negociación colectiva un derecho fundamental en la defensa de los derechos laborales y de la clase trabajadora, la defensa de este será una de las claves en la estrategia del sindicato.

Los poderes políticos y económicos han demostrado claramente la voluntad de seguir extendiendo la precariedad, “un camino que el nuevo Gobierno de Madrid dará apoyo con nuevos recortes y nuevas reformás”, según Aranburu. Aquí, en Euskal Herria, Confebask sigue bloqueando la negociación de los convenios, impulsando la expansión de convenios estatales de la mano del Gobierno Vasco. Etxaide ha resaltado que “esto acarreará graves consecuencias para la clase trabajadora”, ya que se reflejará en unos salarios y unas condiciones laborales más precarias.

LAB apuesta por aglutinar fuerzas y seguir luchando en contra de la situación de precariedad generalizada, tomando como referencia la negociación colectiva. “En la lucha contra la precariedad, impulsaremos la negociación colectiva en base a medidas concretas”, ha puntualizado Etxaide. En este sentido, la acción sindical será fundamental en aras de unir y activar a los y las trabajadoras. Los miembros de LAB estaremos en los centros de trabajo, en primera línea, para luchar contra el sistema que nos están imponiendo. No se trata sólo de un conflicto laboral, y, teniendo en cuenta que influye en todas las facetas de nuestra vida, vamos a sacar a la palestra nuestras reivindicaciones contra la precariedad, llegando hasta las instituciones.

Etxaide ha expresado que LAB continuará luchando “a favor del derecho a la negociación colectiva” en diferentes frentes. Por un lado, los próximos años, además de lograr el reconocimiento del nuevo estatus político que necesitamos para poder organizarnos basándonos en nuestras decisiones en el mundo laboral, trabajaremos para dotarla de instrumentos, y, para ello, haremos llegar nuestras propuestas a los partidos políticos. Asimismo, lucharemos contra el acuerdo firmado el 22 de julio por el Gobierno Vasco, Confebask y los sindicatos CCOO y UGT; en este sentido, hacemos un llamamiento al nuevo Gobierno para que anule ese acuerdo.

Para terminar, Etxaide ha recordado que "siguen vigentes las propuestas que pusimos encima de la mesa en su momento". A pesar de que el intento de acuerdo de 2013 fue desbaratado por Confebask, LAB está dispuesto a alcanzar acuerdos y a participar en las correspondientes negociaciones, teniendo como referencia la propuesta que se hizo hace tres años.