El Ayuntamiento de Gasteiz y el Consorcio Haurreskolak han decidido cerrar la escuela infantil Txantxangorri de Gasteiz, según informaron a la plantilla y familias. Los motivos del cierre son la caída de la matriculación de los últimos años y que, sin Txantxangorri, las familias del barrio tienen garantizado el servicio.

Ante esta decisión, desde el sindicato LAB solicitamos que los niños y niñas que se encuentran actualmente en la escuela infantil Txantxangorri tengan garantizada la matrículación preferente en las escuelas infantiles de la zona, ya que entendemos que en el barrio de Lakua se ofertan un número suficiente de plazas públicas para responder a la tasa de natalidad y la necesidad de medidas de conciliación.

No obstante, desde LAB queremos manifestar que, mientras se cierra una escuela infantil pública, es inaceptable que se sigan concediendo subvenciones universales a la oferta privada del ciclo 0-3, tal y como ocurre con las ayudas concedidas al centro privado próximo a esta escuela infantil que se cierra.

Por lo tanto, LAB, en el contexto del Acuerdo Educativo, insta una vez más al Gobierno de la CAV a que responda a los siguientes requerimientos:

-Poner en marcha la gratuidad del Consorcio Público Haurreskolak en el curso 2022/23 y dar pasos hacia la universalización de este servicio.

-Clarificar qué va a pasar con el ciclo 0-3 pendiente de concertación y con las subvenciones de carácter universal que se otorga a centros privados y concertados.

Si se continúa con la actual política de subvenciones universales se profundiza en la segregación y se reproduce la competencia entre centros para atraer la matriculación. En esta situación, difícilmente se puede reforzar el Consorcio Haurreskolak.