La semana pasada la Dirección de Profesionales de Osasunbidea nos anunció la reducción de plantilla de contrato covid: la nueva contratación para 1 de mayo supone la eliminación del 30% de los contratos. Esa decisión deja bien a las claras la intención de prescindir de parte de la plantilla que ha realizado funciones fundamentales durante la pandemia. En LAB vemos indispensable contar con esos profesionales para reforzar los centros de salud.

La decisión de la Consejería de Salud de modificar los contratos del personal contratado a modo de refuerzo por covid a partir del 1 de mayo supone, por un lado, la realización de contratos por lista de larga duración (contratos hasta 31 octubre y 31 diciembre), y por otro, una reducción aproximadamente del 30% del total de los contratos en vigor hasta el 31 de abril. Desde LAB no admitimos que se realice tal reducción de contratación cuando tenemos, sobre todo en Atención Primaria, una situación tan deteriorada de las condiciones laborales y de la calidad asistencial que origina, en algunos centros de salud, hasta 10-12 días de retraso en la citación.

Con ese personal que pretenden reducir se podrían reforzar las plantillas de los centros de salud y así aligerarlas de carga de trabajo, logrando así agilizar la atención a la población. Desde LAB venimos denunciando desde el inicio mismo de la pandemia la falta totalmente injustificada de refuerzo en Atención Primaria. Nos parece que la consejera de Salud debería pasar de las palabras a los hechos y hacer realidad lo que publicitó el pasado 18 de marzo en lo referente a la mejora de la Atención Primaria. Los discursos y declaraziones de intenciones no son suficientes para poner solución a las deficiencias que padece la Atención Primaria.

En LAB tenemos claro que ya no hay lugar para excusas, que ahora tiene una buena oportunidad de reforzar los centros de salud con personal ya experimentado. Es por ello que exigimos a la consejera que actúe ya, que estabilice la contratación de profesionales de salud y que deje de recurrir al ejercito para suplantarlos.

Desde LAB planteamos una solución, el refuerzo de los centros de salud, por entender que se trata de un ámbito que la Consejería de Salud ha abandonado a su suerte. Pero eso no evita que planteemos serias dudas ante la reducción de plantilla que prevé llevar a cabo en el resto de Osasunbidea.