Analizando la nota de prensa que publicó Tubacex ayer nos parece extremadamente grave la deslocalizacion que se pretende hacer de la producción. Esta intención ya nos la mostraron en las negociaciones previas al ERE. Utilizaron como amenaza la creación de fábricas productivas en Abu Dabi para que accediéramos a empeorar las condiciones laborales. Luego nos aplicaron un ERE con una intención clara de hacernos más pequeños en el grupo. Hoy se confirma que van a duplicar algunas de nuestras instalaciones en países donde los derechos laborales no creemos ni que existan.

La de ayer no fue una buena noticia para LAB, ni para el conjunto de la sociedad vasca. Nosotras ya nos opusimos a este plan, y lo combatimos. Lamentablemente el comité accedió a que la empresa pudiera descolgarse de las condiciones pactadas en convenio y nos aumentaron las horas de trabajo.

Toca pronunciarse al Gobierno vasco, apoyaron a la empresa en su intención de destrucción de empleo, apoyaron la receta de la empresa de rebajarnos las condiciones de trabajo, aumentarnos la jornada y congelarnos el salario.

Jamás podremos competir en precariedad con estas fábricas de nueva construcción. En LAB lo hemos tenido claro siempre; ahora falta que se enteren quienes repetían acríticamente los mensajes de la dirección.