El movimiento de pensionistas de Euskal Herria ha convocado movilizaciones para este sábado en las cuatro capitales de Hego Euskal Herria. El sindicato LAB quiere sumarse a la convocatoria y subrayar la importancia de que los y las trabajadoras participen en las movilizaciones. Lo que está en juego son las pensiones futuras de las y los trabajadores y las bases de nuestro sistema de pensiones: o se garantizan unas condiciones de vida dignas o se profundizará en la precariedad, en la brecha de género o en las diferencias sociales haciendo un sistema insolidario.

En este sentido, compartimos las reivindicaciones del movimiento de pensionistas:
• Derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012.
• Derogación de los aspectos regresivos de las reformas de pensiones de los años 2011 y 2013.

Asimismo, reivindicamos un sistema propio de pensiones, unas pensiones mínimas de 1.080 euros y un Marco Propio de Relaciones Laborales y Protección Social. Por tanto, rechazamos las recomendaciones del Pacto de Toledo y exigimos competencia plena para tomar decisiones en materia de pensiones y tener derecho para decidir sobre nuestras pensiones.

La crisis sanitaria ha acelerado la crisis multilateral que ya venía de antes, haciendo visibles crisis estructurales tales como la crisis de cuidados, las carencias de servicios públicos para universalizar los derechos sociales, sanidad, educación… Estamos ante una encrucijada, pero creemos que tenemos posibilidades de poner las prioridades de la política al servicio de los ciudadanos. Por lo tanto, este sábado tenemos una cita importante para reivindicar vidas, trabajo y pensiones dignas.