Cementos Rezola ha demandado a 6 trabajadores y trabajadoras de la empresa por «abuso del derecho de huelga» y serán juzgadas el próximo 7 de julio. Ante esta situación, una representación de LAB ha estado hoy en el pleno del Ayuntamiento de Donostia y ha pedido al consistorio que apoye a estas y estos trabajadores, a pesar de que el consistorio ha decidido no tratar una interpelación directa urgente relativa a este tema amparado en los votos de PNV, PSE y PP.

Desde enero de 2020, la plantilla de Cementos Rezola y la dirección llevan negociando el Convenio. Las y los trabajadores denuncian que, desde entonces, la empresa está destruyendo puestos de trabajo mediante contrataciones temporales y subcontratación.

Ante esta situación, el comité de empresa ha convocado varias jornadas de huelga. En Cementos Rezola se trabaja 24 horas, en tres turnos y así, se han repartido las horas de huelga en turnos; sin crear ningún tipo de impedimente para acceder al centro de trabajo tanto el quien quería ir a trabajar como el personal de las subcontratas. Sin embargo, recientemente, la dirección de la empresa ha demandado a 6 personas del sindicato LAB que forman parte del comité de huelga, alegando un abuso del derecho a la huelga y serán juzgadas el 7 de julio.

Todo esto es muy grave y siendo Rezola una de las fábricas importantes del municipio, nos parecía imprescindible que un estamento que representa la voluntad de los ciudadanos, en este caso el Ayuntamiento de Donostia, mostrara una posición clara al respecto.