Las docentes Cristina Aguilar y Jorgelina Ruiz Díaz fallecieron el martes a causa de un accidente en la provincia de Chubut, República Argentina. Tres docentes más resultaron heridas en el accidente: Sonia Florentina, Claudia Ramos y Rosa Sandón; todas trabajadoras de la escuela Nº 738 del barrio San Cayetano de Comodoro Rivadavia, Chubut. Las cinco maestras volvían desde Rawson a Comodoro luego de haber participado de una nueva jornada de lucha, en reclamo del pago en tiempo y forma de los salarios y otros incumplimientos de los Gobiernos Provincial y Nacional.

Antes que nada, queremos expresas nuestras condolencias a las personas allegadas de las docentes fallecidas y a toda Central de Trabajadores de la Educación de la República Argentina CTERA y que hacemos nuestro el dolor que en estos difíciles momentos están pasando.

Desde el País Vasco, mostramos toda nuestra solidaridad con la Central de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) y con todas las personas del sector de la educación en lucha en la provincia de Chubut por unas condiciones dignas de trabajo.

Estas muertes se podrían haber evitado si el Gobierno de Argentina hubiese tenido la voluntad de acabar con este conflicto laboral que lleva 9 semanas de lucha y 5 semanas de paro. El gobierno provincial de Chubut es el responsable de pagar en tiempo y forma los salarios, pero es responsabilidad del gobierno nacional brindar asistencia si una provincia está en mala situación financiera.

Mostramos todo nuestro apoyo y solidaridad desde el País Vasco con la jornada de luto y paro nacional de docentes convocada para hoy en Argentina. Lo mejor que podemos hacer por la memoria de Cristina y Jorgelina es conseguir revertir la situación que ha causado este conflicto y demostrar al gobierno de Macri que las y los trabajadores de la educación no van a dar marcha atrás en la defensa de sus derechos laborales y por un futuro basado en la justicia para el pueblo argentino.