Agentes de la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria y de la plataforma Zaldibar Argitu hemos comparecido conjuntamente ante los juzgados de Durango para remarcar que es hora de llevar a los tribunales la preocupación y la fuerza mostrada en la calle. Tal y como ha anunciado Edurne Larrañaga, representante de la Carta y de LAB, nos personaremos como acusación popular en el juicio sobre el caso del vertedero de Zaldibar. 

Edurne Larrañaga, Durangoko epaitegien aurrean, adierazpenak egiten.

Comunicado conjunto de la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria y la plataforma Zaldibar Argitu:

Son ya ocho largos meses desde que el vertedero se precipitó sobre nuestros pueblos, atrapando a Joaquín Beltrán y Alberto Sololuze. Hasta ahora, hemos estado en la calle para seguir trabajando y localizar a estas dos personas, garantizar la salud de los ciudadanos y depurar todas las responsabilidades políticas, queriendo mostrar nuestra indignación y reivindicaciones a través de diferentes movilizaciones.

Hoy hemos acordado que la plataforma ciudadana Zaldibar Argitu y la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria hagan una comparecencia conjunta, ya que es hora de llevar a los juzgados la preocupación y la fuerza mostrada en la calle. Todavía ahora, tanto los propietarios de la empresa como las instituciones públicas con responsabilidad directa en la nefasta gestión sobre el vertedero tratan de lavarse las manos. Creemos que, por compromiso de país y por la gravedad del hecho, la voz de los ciudadanos debe estar presente en el juicio desde una mirada que favorezca el interés general.

Por estas razones, nos personaremos como acusación popular en el juicio que se celebrará sobre el caso del vertedero de Zaldibar; la depuración de responsabilidades concretas ante esta catástrofe humana, ecológica y social y la información transparente sobre lo que ha ocurrido es imprescindible para que no vuelva a ocurrir. Los trabajadores, los ciudadanos y el medio ambiente nos merecemos un pueblo sin grupos clientelares que hagan negocio a costa de todos, no les dejemos volver a actuar de la misma manera que antes, lavándose las manos como si nada hubiera pasado.

Para hacer frente a los gastos que tendrá el juicio, pondremos en marcha una campaña de recaudación, será bienvenida la aportación de todo el mundo, cada uno en la medida y forma que pueda. Que la ciudadanía tenga voz propia en todo este proceso será muy importante.

Asimismo, Joaquín Beltrán sigue sin ser hallado. El 8 de octubre, con motivo del octavo mes desde el derrumbe, organizaremos una movilización conjunta en su localidad, Zalla. Animamos a la ciudadanía a participar, para decir basta y pedir que lo encuentren lo antes posible.