Desde la mayoría sindical vasca nos concentramos el jueves en Sopela para denunciar la violación de una empleada de hogar por parte de un empleador. Hoy, el Piquete Feminista de LAB ha denunciado los hechos ante Inspección de Trabajo en Bilbo.

Concretamente, hemos denunciado el clasismo, el racismo y el machismo que se da en el empleo de hogar.