Comunicado conjunto de los sindicatos LAB, ELA, ESK, STEILAS, HIRU y ETXALDE:

El próximo jueves, 3 de febrero, se abordará en el Congreso la convalidación del acuerdo alcanzado en la mesa de Diálogo Social de Madrid para modificar la reforma laboral.

Los sindicatos ELA, LAB, ESK, Steilas, HIRU y Etxalde, que conformamos la mayoría sindical vasca, hemos criticado duramente este acuerdo porque no deroga las Reformas Laborales que el PP y el PSOE implantaron en 2010 y 2012 y que a través de este decreto mantendrán y perpetuarán las medidas más perjudiciales para las y los trabajadores.

De cara a la convalidación que tendrá lugar en el Congreso, hemos iniciado una ronda con algunos partidos con representación en Madrid para que las y los trabajadores vascos impulsen los cambios que necesitan.

Los sindicatos les estamos trasladando la petición de derogar las tres reformas laborales entre 2010 y 2012, que dieron unilateralidad a la patronal para derogar la negociación colectiva, despedir a las y los trabajadores de forma barata y asequible, establecer flexibilidad, imponer la estatalización o la movilidad, entre otros. Es decir, en la medida en que son un instrumento para precarizar las condiciones laborales de las y los trabajadores, una vez desaparecidas éstas debería iniciarse la negociación para una nueva reforma laboral.

En el camino de la derogación total, hemos incorporado dos mesas de temas especialmente graves que deberían modificarse de inmediato: por un lado, las facilidades para el despido y, por otro, la estatalización de la negociación colectiva que ataca el marco vasco de relaciones laborales.

Junto a ello, se ha remitido un informe con las propuestas técnicas necesarias para la modificación de los dos temas mencionados, con dos objetivos concretos:

1. Poner límites a las facilidades que ahora tiene la patronal para realizar despidos objetivos.

2. Que nuestra negociación colectiva sea respetada sin injerencias externas.

En la convalidación, y siempre en el camino de la derogación total, si no hubiera modificación de estas dos cuestiones, les hemos pedido que la rechacen.

Hoy nos hemos reunido con EH Bildu, y también mantendremos encuentros con PNV y Podemos los próximos días. En representación de la mayoría sindical, en la reunión de hoy hemos participado representantes de ELA, LAB y STEILAS.

Así, hemos pedido a EH-Bildu que, en ambos temas, los despidos y la defensa de nuestro marco, mantenga su posición y le hemos agradecido la actitud mantenida hasta ahora. Le pedimos que mantenga una postura contraria en la convalidación del decreto y le reiteramos que la única forma de provocar cambios es negociar en un contexto sin CEOE.

El 30 de enero, las y los trabajadores vascos se movilizarán contra el acuerdo de Madrid y reivindicar las reformas, con el fin de poner fin a las medidas regresivas aplicadas por las anteriores reformas laborales. El 2 de febrero tendremos una nueva jornada de movilización en los centros de trabajo.

Es necesario que los partidos vascos defiendan en Madrid la voz y las reivindicaciones de las y los trabajadores vascos, e impulsen y defiendan los cambios que los y las trabajadoras necesitamos para dignificar nuestras condiciones de trabajo y de vida.