LAB no firma que el Departamento de Educación del Gobierno Vasco asuma la indemnización legal a las trabajadoras y los trabajadores, cuando no sea posible la recolocación del personal de las redes de centros concertados. El Departamento de Educación firmó en enero y febrero dos acuerdos diferentes con las redes de centros concertados y con los sindicatos.

El Departamento de Educación, ante el descenso demográfico, suscribió sendos acuerdos con diferentes patronales y sindicatos para apoyar la recolocación de las trabajadoras y los trabajadores y la financiación del contrato de relevo. LAB, tras meses de negociaciones, en la firma del acuerdo en febrero con las patronales de las ikastolas y el Departamento de Educación, puso como condición indispensable que «cuando no sea posible la recolocación, la Administración no asuma la indemnización legal». En el marco de este acuerdo se abrió la vía para anticipar la jubilación mediante contratos de relevo a varios trabajadores.

El acuerdo firmado entre las patronales de iniciativa social, los sindicatos ELA, CCOO, STEILAS y UGT y el Departamento de Educación establece que, en los casos en los que no sea posible la recolocación de las y los trabajadores la indemnización por despido de los y las trabajadoras, se financiará con dinero público (bajo la supervisión de una comisión de seguimiento que gestionarán los y las firmantes). Para LAB esto es inaceptable porque un acuerdo que pretende la recolocación de trabajadores y trabajadoras no puede prever despidos y, mucho menos, financiarlos con dinero público.

LAB ha defendido que los procesos de recolocación de trabajadores y trabajadoras en las redes de centros concertados son imprescindibles para mantener el empleo. Así, en el convenio suscrito con las patronales de las ikastolas en el curso 2018-2019 se recogía el procedimiento de recolocación para evitar los despidos, que se basaba en la identificación y concreción de los excedentes y necesidades.

En el caso de los centros de iniciativa social hemos ido por la misma senda, LAB denunció que el acuerdo que puso fin a la huelga no contemplaba el procedimiento concreto ni el compromiso de recolocación de la plantilla, sino que se llegó a un acuerdo para formar una bolsa de trabajo. A día de hoy, la bolsa de trabajo no se ha creado.

Kristau Eskola y AICE-IZEA no tienen ninguna voluntad de reubicar al personal. Menos aún cuando el despido será gratuito gracias al acuerdo Gobierno Vasco y a los sindicatos firmantes. Como hasta ahora, quieren seguir contratando a quienes quieran con dinero público y despedir a quienes no son de su gusto, también con dinero público, vulnerando el principio de igualdad con financiación pública.

Hace 3 años, todos los sindicatos de iniciativa social denunciamos el acuerdo «centros en crisis», que financiaba los despidos con dinero público, y ahora el resto de sindicatos firman la financiación pública de esos despidos con dinero público.