Hoy hemos firmado el preacuerdo del convenio de artes gráficas de Gipuzkoa. Por un lado, hemos conseguido garantizar la capacidad adquisitiva de las trabajadoras y los trabajadores del sector. Y conseguir esto ha sido imprescindible ahora que estamos sufriendo el encarecimiento de la vida en los bolsillos de todas y todos. Y por otro lado, hemos conseguido mejoras que merecen la pena mencionar; avanzar en la igualdad de género, incorporar en las licencias, más allá de las parejas convencionales, el concepto de diferentes modelos de familia y poner límites, de una vez por todas, al trabajo precario de las ETT.

A menudo hemos defendido que sin movilización no es posible alcanzar acuerdos que recojan contenidos a la medida de las reivindicaciones de las trabajadoras y trabajadores, y en este sector nos reafirmamos. Gracias a las movilizaciones realizadas hemos conseguido un convenio digno. Hemos hecho muchos esfuerzos para concentrar nuestras fuerzas en favor de un convenio digno realizando cuatro días de huelga y diversas movilizaciones. Y estos esfuerzos no han sido en vano, han dado resultados.

Resumiendo, aunque habrá que ratificarlo en las asambleas de las trabajadoras y trabajadores, se ha alcanzado el siguiente preacuerdo:

  • –  En lo que respecta a salarios, una subida del 4,5% para 2022, del 4% para 2023, del 2,5% para 2024 y del 2,5% para 2025. En las tablas del año 2026 los salarios se actualizarán de este modo: el porcentaje que resulte entre la suma del IPC de estos años y el incremento que se ha aplicado durante estos años (13,5%), se aplicará de forma consolidada en las tablas del año 2026.
  • –  Se creará una comisión de igualdad y se recogerá un protocolo de acoso.
  • –  La contratación con ETT tendrá un límite máximo de 6 meses.
  • –  Por fallecimiento, enfermedad grave, hospitalización, incluso en casos de ingreso en box, se tendrá el derecho a esta licencia con dos años de convivencia. El incierto contexto socioeconómico, el encarecimiento de las materias primas y de la energia o la disminución de las cargas de trabajo… han sido los principales argumentos de la patronal para no dar pasos adelante en la mesa de negociación y dejar que el proceso se alargue en el tiempo. Nos quieren mantener con miedo, en la resignación y con la cabeza agachada, pero no lo han conseguido. Si las asambleas de trabajadoras y trabajadores ratifican el preacuerdo de hoy, el convenio se firmará el próximo 21 de diciembre.