Representantes de LAB, ELA, UGT eta ESK hemos comparecido hoy para anunciar las movilizaciones previstas en el sector de la limpieza de las comisarias y edificios judiciales de Gipuzkoa. Las y los trabajadores han convocado una huelga entre el 19 de septiembre y el 3 de octubre.

Este es el comunicado que hemos emitido los sindicatos con motivo de la comparecencia de hoy:

Los sindicatos ELA, LAB, UGT Y ESK convocamos huelga en el sector de la limpieza de comisarias y edificios judiciales en Gipuzkoa que dará comienzo el 19 de septiembre hasta el día 3 de octubre.

Ante la actitud de GARBIALDI en la negociación de ambos convenios no les queda otro camino a las y los trabajadores que movilizarse para mejorar sus condiciones.

Después de varios intentos fallidos para negociar los convenios de limpieza tanto de COMISARIAS como de EDIFICIOS JUDICIALES Y CENTROS DE MENORES DE GIPUZKOA, se costituyen las mesas de negociación el día 26/04/2018 y se deja claro a GARBIALDI que en esta negociación reivindicamos que desaparezca la BRECHA SALARIAL respecto de la limpieza viaria (sector masculinizado) y que para los sindicatos convocantes es prioridad en estos momentos.

BRECHA SALARIAL: comisarias, 13%; edificios judiciales y centros de menores, 7%.

El convenio de comisarias finalizó el 31 de diciembre del 2009; en el caso de edificios judiciales, en el 31 de diciembre de 2017.

Para comisarias reivindicamos un convenio, de cara a atajar la brecha salarial, con las siguientes subidas

2016:3%
2017:2,9%
2018:4,5%
2019:2,5%

y para edificios judiciales:
2018:4,5%
2019:2,5%

Desde el 26 de abril hasta ahora hemos mantenido 4 reuniones en las que la negociación no avanzó en ningún sentido, en la única que hay una propuesta salarial es en la última reunión.

En la reunión del 10 de julio, GARBIALDI nos traslada que nuestro planteamiento contra la BRECHA SALARIAL ES INACEPTABLE y viene con un planteamiento de congelación salarial en ambos convenios hasta el 2018 inclusive y para el 2019 una subida del IPC de 2018 para los dos convenios.

Este planteamientro es inaceptable para las y los trabajadores, teniendo en cuenta que las trabajadoras de limpieza de comisarías tienen el salario congelado desde 2008, y en edificios judiciales tenemos una brecha salarial del 7% con lo cual tampoco es aceptable una congelación salarial.

Por otro lado, no debemos olvidarnos que es un servicio subcontratado del Gobierno Vasco (departamento de Interior y Justicia) que, como un ente público que es, tienen la obligación de velar por las condiciones de las y los trabajadoras/es, en lugar de mirar hacia otro lado. La igualdad de género debe materializarse en hechos concretos y no quedar en bonitos discursos y, en este sentido, atajar manifiesta la brecha salarial existente entre hombres y mujeres en el sector de la limpieza debería ser una reivindicación a la que el Gobierno Vasco se sume inmediatamente.

En cuanto al resto de contenidos propuestos por la parte social, GARBIALDI no se ha manifestado ni ha entrado a valorarlas. A nuestro entender, es un intento de dilatar la negociación a sabiendas de que los pliegos de adjudicación del servicio de limpieza de comisarías están a punto de publicarse, de forma que la negociación de mejoras salariales quedaría de nuevo bloqueada durante muchos años si no se alcanzase un acuerdo antes de la publicación.

Como no podía ser de otra manera, una vez más son las mujeres las que sufren la precariedad, entre los dos ámbitos suman un total de 60 trabajadoras y trabajadores de las cuales un 95% son mujeres; Un alto porcentaje de ellas están con contratos parciales, jornadas muy pequeñas etc. Desde aquí exigimos tanto a GARBIALDI como al Gobierno Vasco que actúen de manera inmediata para poner fín a esta situación de discriminación.