Las trabajadoras de Bershka se han movilizado en Bilbo en defensa del empleo. Han arrancado la protesta en el centro comercial Zubiarte de Bilbo y se han manifestado hasta la tienda de Gran Vía.

Este es el comunicado del comité de empresa de Bershka Bizkaia:

Inditex anunció en mayo su apuesta por la venta on-line y el inicio del cierre de tiendas hasta 2023. En los últimos meses ha realizado diferentes cierres, pero la primera gran ola llega en enero. En cuanto a Bershka, en Hego Euskal Herria, cerrará una única tienda, ubicada en el centro comercial Zubiarte de Bilbao, pero no podemos olvidar que hace exactamente un año también cerraron la tienda del centro comercial Artea.

Este cierre no responde a razones económicas: la empresa va muy bien económicamente. No podemos olvidar que las cadenas de Inditex no han hecho ningún ERTE y, por tanto, no han estado sujetas a limitaciones de reparto de beneficios ni a la prohibición de realizar despidos. A cambio de mantener los salarios durante dos meses, tienen las manos libres para dar pasos. Sin embargo, la imagen tanto para Bershka como para el resto de cadenas de Inditex es muy importante, por lo que no realizarán despidos directos: la cadena asegura que garantizará el puesto de trabajo en el grupo empresarial a todos los y las trabajadoras afectadas. Eso sí, no asegura que ese puesto vaya a ser en Bershka o cerca de su propio domicilio. Por lo tanto, nos garantizan el empleo, pero si estamos dispuestos amudarnos, por ejemplo, a Badajoz, Andalucía o Madrid. Lo ocurrido en las tiendas Kiddy ‘s Class de Bizkaia es una prueba de ello.

Entendemos que pretenden así que sean las propias trabajadoras quienes rescindan la relación laboral, y estamos por tanto, ante despidos encubiertos. Sabemos que hay necesidad de personal en las tiendas de Bizkaia: desde que se levantó el confinamiento, la empresa no está haciendo contrataciones y no ha prorrogado los contratos temporales. La carga de trabajo es enorme. Por tanto, la reubicación del personal de la tienda de Zubiarte en el resto de tiendas es razonable y necesaria. No podemos olvidar, además, que para la empresa esto no tiene apenas impacto económico: sólo el 8% de los gastos totales de Bershka son gastos salariales.

Como sindicatos con representación en el Comité de Empresa de Bizkaia de Bershka, LAB (4) y ELA (2) comenzaremos a movilizarnos para asegurar la garantía de los puestos de trabajo en Bizkaia para la plantilla afectada directamente por el cierre.